iPorno Brazzers La entrenadora necesitaba un buen polvo

La entrenadora necesitaba un buen polvo

5186

La madurita Julia Ann trabaja de entrenadora personal, da clases también de defensa personal y es una mujer muy dura en su trabajo, no le gustan los débiles y es bastante agresiva en el trabajo.

Todos sus alumnos le tienen miedo pero también tienen ganas de follársela, lo malo es que como les da tanto miedo no se atreven a comentárselo.

Un día cuando terminaron las clases se quedó un alumno con ella para seguir practicando e intentar vencerla en una lucha cuerpo a cuerpo pero acabo ganando ella o no. Porque la madura le restregó los pechos y después se los enseño y le pidió que se los sobara y se los comiera porque ese era su premio.

El alumno después de estar un rato jugando con sus pechos, se sacó la verga y aprovecho para hacer una cubana con ellos, después de juguetear un poco con su profesora se la folló muy duro en esa colchoneta donde entrenan tantos días a la semana.